Blog: El Mundo es Nuestra Meta

La falta de Competitividad Agraria es sólo la punta del iceberg; ojalá sólo se tratara de poner salvaguardias en los TLCs
Hay unas tareas relativamente fáciles, que deben hacer bien los funcionarios encargados de la política comercial exterior y los de agricultura (los encargados de los TLCs), que han debido hacer bien pero que los resultados muestran que tal vez no; pero hay otras que parecen cuasi imposibles. ¿Por qué llegamos hasta este estado de retraso y gravedad, tan grande, que podría ser prácticamente imposible de solucionar?
TLCs: no se puede competir siendo tontos: insumos importados caros con precios de venta bajos
Cuando se trata de la competitividad país es necesario que aprendamos que parte de la fórmula es hacer que las materias primas e insumos sean de primera calidad al menor costo posible. Pero que los consumidores deben ser protegidos celosamente de los posibles abusos de sus productores y/o distribuidores para que puedan traducir esto en su propia competitividad como productores.
Competitividad país: lo que sí debemos entender
La competitividad se refiere a la capacidad de ganar una competencia. En términos de negocios, es la capacidad de ganar en el mercado frente a otros oferentes de los mismos productos, los parecidos o los sustitutos, y el premio es la preferencia de compra de los clientes. Cuando se habla de competitividad país no debería hablarse de algo diferente a esto mismo en términos de negocios.